Historia

Historia

El Museu Molí Paperer de Capellades, está situado en la población de Capellades (a 60 Km de Barcelona, España) en un antiguo molino papelero del siglo XVIII, llamado “Molno del pueblo”. Es un edificio con una superfície de 2.200 m2 y consta de cuatro plantas y subterraneo.

Al lado del molino se encuentra la balsa que es abastecida por una fuente natural de la cual manan doce millones de litros diarios que son utilizados como energía para el funcionamiento de los dieciséis molinos papeleros que trabajan en esta zona.

Gracias a esta abundancia hídrica y a la situación geográfica -próxima a grandes núcleos de población y con buenas comunicaciones entre ellos- Capellades y su entorno: la Pobla de Claramunt, Carme, Sant Pere de Riudebitlles..., constituyeron uno de los centros papeleros más importantes de España durante los siglos XVIII y XIX.

El papel de esta zona, en especial el papel de barba y el papel de fumar, se vendía en gran parte del mercado español y en las colonias de América.

Del período de finales de siglo XVIII provienen apellidos de papeleros tan conocidos como Soteras, Romeu o Guarro, destacando entre ellos los Serra y Romaní, las marcas papeleras de los cuales adquirieron renombre internacional. En este rico contexto histórico-papelero, el Museu-Molí Paperer de Capellades fue fundado en 1958 por un grupo de industriales papeleros que realizaron un trabajo de vanguardia en el campo que actualmente se denomina arqueología industrial.

Gracias a las numerosas donaciones de maquinaria, objetos varios y aportaciones de tipo económico por parte de diferentes industrias papeleras y editores de Cataluña y del resto del Estado Español, el museo fue inaugurado el día 6 de julio de 1961.

Actualmente el Museo está regido por un patronato formado por diferentes organismos: el Ayuntamiento de Capellades, la Asociación de Estudios Histórico Papeleros, el Consell Comarcal de la Anoia y el Museu de la Ciència i la Tècnica de Catalunya.

El museo fue concebido desde el inicio de su fundación, como museo y como molino papelero donde se une y complementa la difusión del patrimonio histórico e industrial, gracias a la continuidad de la práctica de la actividad artesanal del papel hecho a mano.

El Museu Molí Paperer de Capellades es un museo atípico, tanto por la dualidad museo-molino como por su sistema de gestión económica, que logra la autofinanciación del 60-70% de los gastos de funcionamiento. Así pues, nuestra institución representa un claro ejemplo de la denominada "economuseología", definido por Cyril Samard en su obra Comment rentabiliser une entreprise culturelle, es decir, como una entidad cultural puede llegar a alcanzar la autofinanciación a partir de la comercialización del producto artesanal que produce ya la vez sumar los ingresos económicos derivados de las visitas.

Tal vez éste es el aspecto que confiere a nuestro museo una mayor singularidad.

Informaciones prácticas

Como llegar, transportes, restaurantes, alojamientos...

Recopilación de dosiers educativos

Todo el material educativo para el nivel que corresponde a cada visita.

Visitas relacionadas

Otras visitas cerca de Capellades que serán de vuestro interés.